Hilos tensores

Llamamos hilos tensores a un tipo de suturas que sirven para estirar la piel, el tejido graso o la musculatura, según aquello que deseemos tensar y conseguirlo sin dejar cicatrices.

Son diferentes laboratorios los que fabrican estos hilos, con forma de espículas, raspas, conos o nudos y pueden o no ser de material reabsorbible. Vienen estériles y con agujas o cánulas incorporadas para facilitar la introducció, pasar los hilos y dejarlos normalmente, bajo la piel.

Se pueden estirar el mismo día de la intervención o en ocasiones retensarlos más a los 3 o 4 meses para conseguir un efecto aún mejor. Los hilos tensores se colocan bajo anestesia local y si lo prefiere el paciente, con sedación suave.

Las zonas donde es más común su aplicación son la cara, el cuello, los pechos y los glúteos.

En cara y cuello, suelen colocarse dos hilos en cada lado para elevar los pómulos y dos hilos en la zona mandibular para elevar el cuello. Los hilos se pasan desde las patillas hasta la comisura o ángulo de la boca. Por encima elevarán los pómulos y por debajo el cuello. Si colocamos cuatro hilos en cada lado, elevaremos toda la cara y el cuello.

Para elevar cejas podemos colocar de dos a cuatro hilos más pequeños que van desde las entradas hasta las mismas cejas.

En pechos los hilos se colocan de diferentes formas, pero la más corriente, es la que los hilos van a la clavícula rodeando la mama hasta subir otra vez a la clavícula. Se suelen colocar de cuatro a seis hilos por pecho, según el peso o tamaño del mismo y lo caídos que estén.

En glúteos se pasan desde la línea media interglútea (rabadilla) en forma de abanico hacia abajo hasta los extremos laterales e inferiores de los glúteos. Se colocan unos seis u ocho hilos por lado. Estos hilos se entrecruzan con los del otro lado del glúteo y se anudan entre ellos para elevarlos.

Los efectos conseguidos varían mucho según la calidad de la piel, el envejecimiento, el tipo y el número de suturas empleadas, etc. Son muchos los factores que influyen, por lo que los resultados son muy variables. Los mejores resultados que hemos observado son sin duda alguna en cuello.


Hilos tensores