ácido hialurónico 1

Todo lo que no sabías sobre el ácido hialurónico

Clínica Sanza Artículos de cirugía estética Deja un comentario o duda que tengas

En la actualidad, el ácido hialurónico se ha posicionado como una de las técnicas más efectivas y más usadas frente al envejecimiento, dando como resultado una piel sin arrugas, con aspecto más tersa, brillante y juvenil.

¿ Qué es el ácido hialurónico?

Es una  proteína que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo. Especialmente en la piel llamada  dermis. Pero también en otros lugares como cartílagos, articulaciones y fibras musculares.  Al encontrarse  dentro de nuestros tejidos, no genera rechazo y no requiere pruebas de alergias previas a su administración.

El ácido hialurónico tiene una gran capacidad de retener agua, otorgándole a la piel humectación y firmeza.

Todos los ácidos hialurónicos  poseen la propiedad de ser reabsorbibles, viscoelásticos, biocompatibles y no inmunogénicos.

Cuando envejecemos vamos perdiendo la capacidad de producción de ácido hialurónico, de tal modo que la piel no retiene agua de forma tan eficiente como en la juventud. Consecuentemente habrá una  pérdida de volumen de la piel y la aparición de arrugas.

acido-hialuronico_1

¿Cuáles son los beneficios del ácido hialurónico?

  • Hidrata y aporta volumen, ya que es capaz de absorver 1000 veces su peso en agua
  • Estimula la producción de colágeno al estimular los fibroblastos
  • Tiene un efecto antioxidante al facilitar la eliminación de radicales libre
  • Mejora los procesos de regeneración de la piel y la cicatrización.

¿Qué tipos de  ácido hialurónico usamos  en medicina estética?

Existen 2 tipos de ácido hialurónico en función a los resultados que se deseen obtener:

  1. Ácido hialurónico no reticulado
  2. Ácido hialurónico reticulado

La reticulación  hace referencia al grado de entrecruzamiento que tienen las moléculas de ácido hialurónico, lo cual permiten la total personalización de los tratamientos, según queramos hidratar, suavizar o dar volúmenes más o menos duraderos a algunas zonas faciales. Lo explicaremos más adelante.

ácido hialurónico 2

Ácido hialurónico no reticulado     Ácido hialurónico reticulado

  1. ÁCIDO HIALURÓNICO NO RETICULADO

Su estructura es lineal. Se distribuye de forma libre, sin estar unido entre sí. Es menos denso que el ácido hialurónico reticulado y se aplica en planos superficiales de la piel.

Puede aplicarse en forma aislada o bien en combinación con vitaminas y antioxidantes.

Está indicado para:

  • Corregir arrugas finas
  • Hidratar y revitalizar la piel
  • Corregir ojeras
  • Mejorar la turgencia y la elasticidad de la piel
  • Estimular la producción de colágeno y elastina

acido-hialuronico_3

  1. ÁCIDO HIALURÓNICO RETICULADO

Este tipo de ácido hialurónico presenta una forma de malla tridimensional que permite crear volúmenes y estructuras de sostén.

Su aplicación es en planos profundos de la piel.

Está indicado para:

  • Rellenar surcos y arrugas profundas (surco nasogeniano, líneas de marioneta)
  • Corregir volumen en pómulos
  • Voluminizar y perfilar labios
  • Corregir defectos en la nariz
  • Perfilar ángulo de la mandíbula y mentón.

acido-hialuronico_4

 

acido-hialuronico_5

¿Cuánto tiempo dura el efecto del ácido hialurónico?

Dependiendo del tipo de ácido hialurónico utilizado,  los efectos rondan los 6 a 12 meses de duración. En Clínica Sanza utilizamos las mejores del mercado.

¿Existe un antídoto, en caso de no gustarme el resultado?

Sí, los efectos pueden ser revertidos en la consulta a través de la administración de la hialuronidasa, que es una enzima que degrada el ácido hialurónico.  Esta sustancia nos otorga una herramienta más para optimizar los resultados del tratamiento y aumentar la seguridad de este producto.

¿Cómo aplicamos el ácido hialurónico en nuestra consulta?

Los especialistas de Clínica Sanza haremos una adecuada valoración de las características del rostro y grado de envejecimiento de nuestros pacientes,  en conjunto con las necesidades  que nos expresen ellos y diseñaremos el tratamiento más efectivo y personalizado según cada caso.

El tratamiento se realiza mediante una inyección con aguja fina. Podemos utilizar anestésico mediante: cremas, frío local o anestesia infiltrada para reducir las molestias.

Tras la inyección puede haber escozor y enrojecimiento que desaparecen a las pocas horas. Esto permite la vuelta a la actividad diaria prácticamente de forma inmediata.

No deja marcas ni cicatrices y el efecto deseado es inmediato.

Si quieres saber si el ácido hialurónico es un tratamiento adecuado para ti, nuestro equipo en  Clínica Sanza se complacerá en atenderte y ofrecerte el mejor diagnóstico que se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.