clinica de cirugía estética en barcelona

Clínica Sanza Barcelona

Actualmente Clínica Sanza está ubicada en el corazón de Barcelona, Avda. Diagonal 466, 1º 1ª, para ofrecer a nuestros pacientes el mejor servicio más cercano.

Fundada en el año 2001 crea su consulta en la C/ Roger de Flor (Barcelona) y poco después en la C/ Balmes (Barcelona), hasta que en el año 2003 concentra su actividad en la entonces recién inaugurada Clínica Cima de Barcelona.

Pasados cinco años, en el 2007, abre su propia clínica privada, que lleva su nombre, en la C/ Dolors Monserda 54 (Barcelona) donde se realizaban desde consultas a cirugía mayor ambulatoria y estancias post-operatorias.

En el 2010 Clínica Sanza extiende su actividad en Lleida con su propia consulta privada en HLA Grupo Hospitalario Perpetuo Socorro y Huesca donde colabora en las Policlínicas Seap, para ofrecer un mejor y más próximo servicio a sus pacientes.

Clínica Sanza tiene un amplio abanico de tratamientos estéticos, con y sin cirugía, tanto para el hombre como para la mujer. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes, potenciar la belleza de cada persona, borrar las huellas del paso del tiempo y conseguir resultados de forma elegante, segura y natural.

Su fundador y director, el Dr. Ignacio Fernández Sanza, ha implementado un modelo de clínica  que combina la aplicación de las prácticas más innovadoras con una atención muy personalizada que permite captar  y dar solución a las inquietudes estéticas de hombres y mujeres. Las señas de identidad del Dr. Sanza a lo largo de más de veinte años de experiencia han sido justamente el tesón por conseguir el modelo estético que desea el cliente y el afán por realizar con éxito las cirugías estéticas y reparadoras más sofisticada.

Instalaciones – Cirugía Estética Barcelona

Desde su creación, la clínica ha evolucionado siguiendo el desarrollo de la ciencia y su decoración está pensada para que los pacientes se sientan a gusto en un ambiente elegante y armónico.

Esculturas, fotografías, así como cuadros realizados por el mismo Dr. Sanza hacen, de la clínica, un entorno sensible con todas las expresiones de arte. “Ya sea con un bisturí o con un pincel, las manos del Dr. Sanza tienen talento para crear una belleza que ennoblece y esto se nota en la decoración de la clínica”, afirma un conocido paciente.