Otoplastia, Orejas prominentes

Otoplastia, Orejas prominentes

Otoplastia, orejas prominentes

La intervención de las orejas prominentes, también conocidas como orejas de soplillo, en copa o en asa, consiste en moldear el cartílago de las orejas y piel sobrante hasta conseguir el aspecto deseado.

PERFIL DEL PACIENTE

Personas acomplejadas por tener las llamadas orejas de soplillo.

Recomendada especialmente en edades tempranas, cuando el niño/a tiene complejos o solicita la intervención.

PROCEDIMIENTO

Es una malformación congénita que, si bien no afecta a la función de la oreja, sí es un problema estético que puede tener estigmas sociales, ya que afecta de manera negativa a la autoimagen del paciente, especialmente en niños.

Las orejas prominentes pueden tener diversas formas y grados de distorsión que empiezan a manifestarse a los 6 o 7 años de edad, cuando otros rasgos corporales aún no están formados como la nariz, la mandíbula, el tamaño craneal, etc.

Es por ello que aconsejamos intervenirlas en edades tempranas, cuando el niño tiene complejos o lo solicita.

Efectuamos la operación mediante una incisión en la parte posterior de la oreja, a través de la cual se moldea el cartílago hasta conseguir el aspecto estético deseado, tanto a nivel de la curvatura (orejas en asa), como de proyección (orejas prominentes).

La cicatriz que queda es una línea muy delgada perfectamente camuflada en los pliegues retroauriculares y es prácticamente invisible, aunque se lleve el pelo muy corto o que se recoja el cabello.

DURACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

De 1 a 2 horas

PROTOCOLO

Preoperatorio

 

  • Evaluación de la zona para determinar la adecuación del tratamiento
  • Seguir pautas concretas que determine el doctor
  • Analítica y pruebas sobre el estado cardíaco y respiratorio si se precisa

Anestesia

  • Local o sedación en niños

Hospitalización

  • Ambulatoria

Postoperatorio

  • Vendaje que cubra ambos pabellones auriculares
  • Retirada del vendaje a las 24 horas
  • Retirada de puntos entre los 7 y 10 días
  • Medicación si se requiere
  • Revisiones obligatorias al cabo de unos días, de unas semanas y de unos meses, según prescripción

Convalecencia

  • Una vez retirado el vendaje, reiniciar vida normal excepto ejercicio físico
  • A la 3 semanas, ya se puede practicar ejercicio físico
  • Evitar la exposición directa de la herida al sol durante este período
RESULTADOS

Muy naturales y satisfactorios

Mejora del perfil psicológico y la autoestima del paciente

GRADO DE DIFICULTAD

Intervención sencilla

NIVEL DE RIESGO

Bajo

Riesgos propios de la intervención: posible recidiva que precise de un retoque si alguna oreja se despega un poco

Riesgos de toda intervención: hemorragia, infección, alteración de la cicatrización

Sea cual sea tu caso, no dudes en consultarnos
Clínica Sanza, calidad de servicio
Ven a vernos sin compromiso o contacta con nosotros