cavitacion

Cavitación, radiofrecuencia y vacumterapia o drenaje linfático

financiación

cavitacion

  • El tratamiento de cavitación y radiofrecuencia combinado con vacumterapia o drenaje linfatico es la combinación perfecta para remodelar el cuerpo y eliminar grasa localizada en ciertas zonas del cuerpo que no se consigue reducir con dieta ni deporte.
  • Es un tratamiento sin cirugía
  • Cada sesión es de dos horas aproximadamente.
  • Mínimo 4 a 12 sesiones

¿Qué es la Cavitación?

La cavitación es una tecnología que permite gracias a ondas ultrasónicas de baja frecuencia, producir unas burbujas microscópicas en el agua o líquido intersticial que rodea las células grasas. Esta agua agitada (como ocurre cuando agitamos una botella de cava o champagne), provoca la implosión o rotura de las membranas celulares de los adipocitos o células grasas sin alterar las estructuras adyacentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo, linfático y nervioso.

tratamiento de cavitación

La cavitación es una técnica no invasiva (sin cirugía) para moldear el cuerpo. Reduce el volumen corporal, eliminando la celulitis y los depósitos de grasa localizada en abdomen, caderas, muslos, rodillas, brazos, pantorrillas y espalda. Logra resultados altamente satisfactorios desde las primeras sesiones del tratamiento, siempre y cuando el paciente siga las instrucciones y protocolos diseñados para cada caso en particular. Los resultados pueden llegar a ser permanentes.

La grasa pasa de estado sólido a líquido. Estas grasas liberadas serán metabolizadas y eliminadas de forma natural por el cuerpo humano a través del sistema linfático, venoso y finalmente filtradas por el riñón y el hígado. Para otorgar una mayor precisión al tratamiento y favorecer el resultado deseado, la cavitación se complementará con el tratamiento de radiofrecuencia.

esquema de cavitación

¿Qué es La Radiofrecuencia (RF)?

La RF es una tecnología capaz de aplicar energía electromagnética de manera selectiva a la dermis profunda desde la superficie de la piel y así poder luchar contra la flacidez, la celulitis corporal y favorecer la eliminación de la grasa cavitada.

Puede ser bipolar o tripolar, en ambos casos se genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas orgánicas generando calor. Al aplicar la energía sobre la piel, se produce una resistencia de nuestros tejidos al paso de la RF. Esta resistencia hace que se produzca una elevación interna de la temperatura tisular y con ello el organismo responde de 2 maneras diferentes; con la RF bipolar genera calor profundo y con la RF tripolar calor superficial, que contrae las fibras de elastina y colágeno subdérmicas y con ello tensan la piel. En ambos casos la elevación térmica aumenta el flujo de sangre en la zona tratada, aportando más oxígeno, arrastrando líquidos excesivos, toxinas y en este caso también la grasa cavitada.

tratamiento de radiofrecuencia

¿Que es el Drenaje Linfatico Manual?

El drenaje linfático es una técnica que se realiza manualmente y con manipulaciones suaves, lentas y rítmicas, que favorecen la eliminación de líquidos y toxinas en el organismo, que serán eliminadas mediante la orina. También influye directamente sobre el sistema inmunológico, reforzándolo.

En este caso, el drenaje linfático manual juega un papel muy importante, ya que por medio de esta técnica, nos permite eliminar de forma más rápida la grasa cavitada y así poder obtener mejores resultados.

¿Que es la Vacumterapia?

La vacumterapia es un tratamiento no invasivo que a través de la succión, nos permite drenar el tejido adiposo movilizando la grasa localizada hacia el sistema linfático y eliminar la celulitis y piel de naranja.

Habitualmente es un complemento con la técnica de Cavitación, siempre y cuando el paciente no presente un problema importante de flacidez, ya que a través de la succión mediante la cual trabaja, podríamos agravar el problema. si fuese el caso, substituiriamos la Vacumterapia por drenaje linfático manual.

tratamiento de vacumterapia

¿Qué beneficios obtendré con el tratamiento?

  • Pérdida de volumen localizado
  • Disolución de la masa grasa
  • Reafirmación del tejido, gracias al efecto de contracción de las moléculas de colágeno, lograremos una piel mas tersa y firme.

¿Qué siente el paciente mientras se aplica el tratamiento?

  • Con la cavitación se siente un cosquilleo y un leve zumbido en los oídos. Con la Radiofrecuencia, sin embargo, la sensación es de un agradable calor local. La vacumterapia provoca una sensación de masaje en la piel. Las tres fases duran un total aproximado de una hora y media de tratamiento y los pacientes en muchas ocasiones llegan a dormirse o como mínimo a relajarse. No es un tratamiento incómodo ni doloroso.

¿Cuántas sesiones necesitaré?

  • Depende de cada paciente, áreas a tratar y el seguimiento que haga del tratamiento, pero entre 4 y 12 sesiones deberían ser suficientes para terminar el tratamiento.

¿Cuánto tardan en verse los resultados?

Las sesiones se realizan una o dos veces por semana, dejando pasar 48h entre sesión y sesión. Los resultados son inmediatos. Algunos pacientes notan una reducción de hasta dos tallas en dos o tres sesiones solamente, otras tardan un poco más. Pero todas notan una reducción substancial en relativamente poco tiempo.

Durante el tratamiento, es conveniente determinar el estado del paciente para no correr riesgos innecesarios. Por esta razón, se aconseja someterse previamente a un test analítico con estudio de la función renal y hepática así como el estudio del metabolismo lipídico ya que durante el tratamiento se liberan ácidos grasos en sangre y linfa y si los niveles previos ya son altos sería conveniente reducirlos antes de someterse al tratamiento.

¿Por qué la cavitación y RF?

Porque es efectiva, no requiere anestesia y no es invasiva.

¿Necesito hacer un mantenimiento?

El efecto es duradero. El paciente puede mantenerse de por vida pero si varia las pautas de nutrición podría ser necesario un mantenimiento bimensual o trimestral.

¿Existen contraindicaciones?

En ningún caso deberán realizar este tratamiento mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, pacientes que tengan alguna prótesis metálica o DIU(siempre y cuando sea metalico) en la zona a tratar, pacientes con marcapasos, ni pacientes con alteraciones de los lípidos, triglicéridos o colesterol.

¿Debo realizar algún tratamiento adicional?

Para más efectividad en el tratamiento es obligatorio seguir la dieta Sanza, el doctor en su momento explicará en qué consiste. Es muy importante beber abundantes líquidos durante todo el tratamiento (entre 1.5 y 2 litros adicionales diarios), tomar diuréticos y micronutrientes esenciales, y en casos de pieles muy elásticas o con poco colágeno, reafirmarlas con cremas especificas.

FASES DEL TRATAMIENTO

  1. Previo estudio corporal del paciente.
  2. Aparatologia en consulta
  3. Drenaje Linfatico
  4. Analiticas de seguimiento
  5. Dieta

1 – Previo Estudio Corporal

Antes de cada tratamiento, se hará una valoración del paciente, donde mediremos el contorno de la zona a tratar y el peso, de esta forma nos aseguramos de llevar un control estricto.

2 – Aparatologia

En esta segunda fase, procederemos a trabajar con la aparatología empezando por la cavitación, que tendrá una duración de 30 minutos. Seguidamente aplicaremos el tratamiento con Radiofrecuencia que durará también unos 30 minutos en la zona a tratar. Una vez finalizado el tratamiento con cavitación y radiofrecuencia, y tras la valoración previa del paciente, seguiremos con Vacumterapia, siempre y cuando el paciente no presenta un problema de flacidez. Este tratamiento durará unos 30 minutos.

3 – Drenaje linfático

En el caso de no poder realizar el tratamiento con Vacumterapia, por un problema de flacidez en el tejido, aplicaríamos la técnica de drenaje linfático manual, el cual también tendrá una duración de 30 minutos.

4 – Analíticas

Es imprescindible realizar analíticas aparte de la historia clínica previa que realizaremos para descartar que no haya una enfermedad de base que contraindique esta aparatología. Tras la segunda o tercera sesión de cavitación obligamos a hacer una analítica y valorar los lípidos en sangre. La analítica puede hacerla por la seguridad social, mutua o particular y es imprescindible para un buen seguimiento y control de la salud de los pacientes. A veces es necesario repetirla al mes o a los dos meses del tratamiento.

5 – Dieta

Un requisito obligatorio. Sin unas pautas de dieta la grasa extraída puede recuperarse debido a que los adipócitos no son eliminados del cuerpo (como se consigue a través de una liposucción), sino que se mantienen en el tejido subcutáneo, pero vacios de grasa, es decir, desgrasados o reducidos de tamaño. Estas células o adipócitos pueden recaptar grasas nuevas si no se lleva una pauta dietética bien coordinada por el médico responsable.

La dieta es sencilla y nunca da hambre pues se refuerza con diuréticos, potenciadores de fibra y otros nutrientes esenciales que darán siempre un bienestar, además de ser una dieta antioxidante, es decir antienvejecimiento y muy saludable. La pauta varia según cada paciente, pero siempre es muy sencilla de llevar a cabo. Incluye alimentos propios de cada paciente, aunque evitaremos algunos si es preciso o los cambiaremos por otros más sanos. Aconsejamos seguir una dieta con suplementos nutritivos esenciales para un buen resultado y confort durante los dos o tres meses de tratamiento.